III – Cuando El Tiempo Se Agota…

 Recordando a mí querido Amigo y Maestro, el Dr. Miguel Alejandro Römer Römer, desaparecido físicamente el 06/08/ 2017, me permito compartir estas líneas de su autoría:

“Pero aprendí lo que es La Vida en realidad, aprendí que todas las cosas pasan, que no hay nada estático, todo está en constante movimiento, aprendí que la vida es como un río que corre sin cesar, a veces plácido y tranquilo con márgenes bellas, violento en ocasiones, cuando hay obstáculos o el cauce se estrecha…

O cuando ocurren desniveles y sus aguas en cataratas se convierten. Tenemos solamente la opción de desplazarnos hacia una u otra orilla si las circunstancias lo permiten, pero si contra la corriente intentamos nadar ¡seguramente nos vamos a ahogar!…

Desnudo y sin un centavo, a este mundo llegué; con las manos vacías. Así de adonde vine he de retornar…

Una voluntad superior, decidió mi llegada, y decidirá mi regreso; sin consulta previa, sin haber sido prevenido…

Es a estas alturas, cuando uno se da cuenta que todo lo que tenemos y hemos tenido ¡solo prestado ha sido!

Prestados fueron nuestros padres, nuestros hermanos, prestados son nuestros hijos, nuestros nietos y nuestros amigos; prestados nuestros bienes materiales; prestados, cada minuto, cada segundo que pasó… y que nuca más han de volver.

Prestadas fueron las horas de felicidad, prestadas las horas de amor, prestados nuestros besos, prestadas las horas de dolor.

Insensatos fuimos, cuando a estos préstamos, no valoramos adecuadamente; cuando despilfarramos, segundos, minutos, días meses y años.

Y es ahora, cuando comenzamos a vislumbrar nuestra verdadera existencia, su misterio y profundidad.

Cuán equivocados estuvimos cuando el futuro nos parecía infinito…

Cuando creímos saber distinguir lo verdadero de lo falso, cuando creímos que éramos alguien importante…

Cuando no supimos distinguir el amor mundano del amor universal, cuando lo material nos encandilaba, a expensas de lo espiritual…

Cuando nos atrevimos, a juzgar a los demás, cuando pensamos que la gente adinerada eran envidiables, cuando las pérdidas materiales nos acongojaban…

Cuando no supimos distinguir la amistad verdadera, de la interesada, cuando sentimos rabia al descubrir, que fuimos vilmente engañados…

Cuando nos perturbó, no recibir un merecido reconocimiento…

Cuando buscamos la felicidad, donde nunca la habríamos de encontrar…”

*Extracto tomado del escrito: “Cuando el Futuro se agota” del Dr. Miguel Alejandro Römer Römer + (07/11/1922 – 06/08/2017) en MEDICINA PARA EL ESPÍRITU

Todo cambia con el transcurrir de los años, lo que hoy está arriba, mañana estará abajo, como la canción: “La vida es una tómbola”… llena de Luz y de Color… y a veces llena de tonos oscuros y tristes.

Aprendí que mi querido Papá, quién hoy en día se encuentra lleno de vida y de salud a sus 85 años de feliz existencia, tenía mucha razón cuando me decía de niño que “yo no sabía lo que era tener hambre”…

Por decirlo en las propias palabras de mi Papá: “yo fui criado como un niño rico pero ya no soy ni niño ni rico”, (y yo le agrego hoy en día: ahora soy viejo y pobre”…)

Es muy cierto, viejo y pobre… y ahora SI lo sé muy bien… ahora sé lo que es “Sentir Hambre” y lo que es “TENER HAMBRE” y no tener nada para aplacar los “rugidos del estómago y el intestino” (o borborigmos).

No quiero seguir tratando de “ocultar el sol con un dedo”… y por eso quiero gritar a todo pulmón, desde lo más profundo de mi corazón (o de mi estómago):

TENGO HAMBRE!!! Y ESTOY CANSADO DE TODA ESTA MIERDA!!!

Entonces pienso en todos esos niños venezolanos que están creciendo en este país desabastecido y empobrecido, que no tienen acceso a una alimentación variada y balanceada, pienso en todos esos adultos mayores que después de haber entregado toda su vida al servicio de su país, ahora mueren de mengua por la falta o carencia de algún medicamento imprescindible para tener calidad de vida o incluso para poder conservar la vida misma. Así que puedo concluir que solo soy un insignificante granito de arena en este desierto de miseria y desolación, que ya no tiene sentido seguir viviendo en el medio de todo este bochornoso y patético escenario en que me encuentro, tanto en mi entorno más cercano, me refiero al familiar, por darle un nombre, como el entorno macro, al país en que habito, un país devastado, quebrado, anarquizado, dirigido por unos gobernantes incapaces que están rodeados por una pandilla de delincuentes y forajidos uniformados, asesorados por unos comunistas trasnochados y para colmo con una oposición igualmente incapaz, cómplice y genoflexa…

(Continúa)

2 comentarios

  1. Hermoso, espero lo vuelvas a ver pronto, y aparezca la luz al final del puente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Amén, que así sea. Gracias por tu comentario amigo Sebastian. Un abrazo y muchas Bendiciones.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

INVENTANDO EN CASA

COCINO EN CASA Y ESCRIBO EN UN BLOG.

La casa del Padre

Alcanzando a una generación lejos del Padre (Lucas 15:17)

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

La República Simple

Minimalismo aplicado a la vida.

Greta Vega

Escribir para inspirar

RAMYA KCVS

Humanity

POSI+HIVO

By R. D.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

¡Bienvenid@s!

Blog personal para compartir contenido en temas sobre desarrollo personal, educación y libros☕💻📑📚🔖✨…

John Aranda

Blog de literatura, música, poesía y filosofía.

A %d blogueros les gusta esto: