Esperando pasaje… (one trip)

Por mi condición de vida, miserable y patética y por ese deseo irrefrenable que tengo de morir la mayor parte del tiempo, y ojo digo de morir, no de quitarme la vida, matarme o suicidarme, pues allí todavía no he llegado, he estado cerquita pero siempre me devuelvo, seguramente por cobardía o tal vez me gustaría pensar que por “amor propio” o quizás pudiese ser por temor y respeto a Dios, al Todopoderoso, al ser supremo que rige nuestros destinos, nunca se sabe. El hecho es que a morir si y mucho, más de lo que debería desearlo una persona sana y cuerda, de lo cual tampoco tengo mucho; solo imploro MORIR, a morir mientras duermo, a morir de un paro cardíaco por ejemplo; cuando vivía en el páramo y me lanzaba una marcha montañera forzada, una súper caminata y me exigía al máximo, mientras más subía más sentía mi corazón como una locomotora a punto de explotar y yo pensaba: “bueno dale duro mi niño que hasta aquí nos trajo Chucho, ya tengo mi pasaje sin retorno” o “si me muero ahorita voy a morir feliz haciendo lo que me gustaba, subiendo montañas, subiendo cerros, un final feliz” pero nada… seguía vivo como ahorita, o bueno mejor que ahorita, pues como estoy ahorita no estuve así nunca en mi puta vida, en estas condiciones miserables y denigrantes NUNCA… Pero nada seguía vivito y coleando compadre… y nada que me moría. Incluso he llegado a pedirle a diosito que se apiade de mí y que me libere de este esquelético cuerpo para ir en busca de la Luz y después a buscar otro carapacho más habitable y un destino menos ingrato, aunque sea de cuadrúpedo, quién quita y me saco el premio mayor… Le he pedido a los grandes Maestros que vengan a buscarme, que ya aprendí mi lección y limpié mi alma, que estoy listo para hacer el viaje y trasmutar en otro ser o convertirme en pura energía, lo que ellos tenga a bien, pero siempre me quedo esperando y sigo aquí, vivito y coleando.

Al ver cómo está la situación de difícil y para completar no se vislumbra ni la más tenue luz o un leve rayito de claridad al final del túnel, vuelvo a sentir y a pensar que ya nada tiene sentido y que lo mejor sería “salir y apagar la luz” por aquello del ahorro energético o para poder ver si se enciende la luz del otro lado… pero termino aquí escribiendo, leyendo y meditando porque ya ni siquiera estoy caminando  por falta de ganas y falta de calorías para poder mover la osamenta que arrastro como un zombie.

Y lo peor es que sigo con mi cantaleta, implorando por un descanso eterno, para seguir descansando pero sin hambre, sin calor, sin mugre, sin miseria… pero definitivamente no me he sabido ganar el pasaje que creía tener abonado de antemano, pues mira tú que no, no lo tengo y parece que la lista de espera es muy larga.

Hablando de pasaje, siempre he tenido preparado un plan E un plan de Escape, un escape en el momento que sienta que mi final está próximo, un plan para evitar que terceras personas tengan que cubrir unos gastos inesperados y a todas luces no presupuestados, así que mi plan E siempre lo he tenido listo, el cual incluye el dinerito mínimo para comprar un pasaje o al menos tener algo que me sirva como valor de cambio, para poder trasladarme hasta el pico de El Águila o también llamado el collado del Cóndor, y quedarme allí a esperar a la señora de la guadaña, y más que esperarla a caminar sin parar hasta encontrarla en esos 4.118 m.s.n.m. en que se encuentra la carretera trasandina, si caminar como me gustaba hacerlo, montañas adentro, sin parar, pero esta vez sin ninguna caloría adicional que quemar, salvo los escasos musculitos y tendones que puedan ofrendar su vida a falta de grasa corpórea que suministre el combustible para andar, y así caminar, caminar y caminar hasta que el cuerpo aguante o hasta que se canse la cardio-bomba, lo que primero se produzca será muy bien recibido, y cesen así de inmediato, las fastidiosas e impertinentes funciones vitales que tanto daño le hacen al hombre enfermo y cansado de tanta miseria que solo desea dejarle esa bocanada de aire que consume a diario a un ser más agradecido y de mejor pronóstico que quién aquí escribe.

Pero dados los recientes acontecimientos en que me desenvuelvo de un tiempo para acá, he pensado en transformar el plan E en un plan QSJ que en cristiano sería Que Se Jodan y he decidido que como un premio de consolación por sus destacadas virtudes malignas y miserables, en su primera Clase, prefiero otorgarles mi putrefacto y pestilente caparazón y dejárselos aquí en su miserable casa (o cueva) a las malévolas hienas que aquí habitan y así en lugar de carroña para repartir tendrán un serio problema (uno más) que solucionar. Claro también pienso que de esta manera estaría alargando mucho más la espera y adicionalmente correría el riesgo de que dicho galardón en lugar de recibirlo las hienas, le sea transferido a algún inocente familiar o amigo cercano, que conmovido por mi partida “inesperada” o tal vez para acallar remordimientos y sentimentalismos que afloren de manera extemporánea, sea captado o mejor dicho engatusado, si así es ENGATUSADO por dichas hienas, lo cual se les da muy bien a ellas y saben hacerlo a la perfección y así logren captar como su aliado en ese momento al incauto familiar o amigo (de ambos existen los especímenes) e incluso logren capitalizar para ellas lo que simplemente será la crónica de una muerte anunciada y promovida por su miserable actitud continuada y sostenida que ninguna cruel manada hubiese logrado de manera tan pulcra y exitosa.

Y entonces termino escribiendo y leyendo mientras pueda, pues ya ni caminando ando y meditando termino pensando en comida o me duermo y todo el ciclo se reinicia de nuevo y vuelvo a soñar, vuelvo a implorar y vuelvo a despertar… hasta que finalmente me llegue mi turno y les juro que allí estaré presto y seguro, con mi mejor sonrisa esperando al señor colector y quizás hasta me concedan un lugar VIP por tantas molestias.

Se cansa uno…

 

‘Hay momentos en que la vida es
una bruma que no se puede navegar’
Juan Gelman (‘Valer la pena’)

 

2 comentarios

  1. Qué duro es vivircomo vives Víctor. Quizá no encuentres sentido a por qué ocurren las cosas. Hay algo que no sabemos pero que sabe. Tu vida, tal como la estás viviendo y escribiendo, está sirviendo a otros. Estás hablando de tu realidad y hay quien seguro, te escucha y siente. No sabemos nada Víctor, aunque cada día, creamos que no nos queda nada más por entender…
    O por sufrir. Yo creo que eres muy valioso. Ojalá tu camino no fuera así de duro. Ojalá encuentres tu descanso merecido. Ojalá tu vida se llene con todo el amor que puedas generar y te colme de paz. Gracias por compartir lo que eres con honestidad. Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias mi estimada Eva, por tu solidario comentario y tus bondadosas opiniones, mil gracias por tus buenos deseos. Simplemente escribo desde el corazón con mucha aceptación de mi actual situación, a sabiendas que en este momento en mi país Venezuela, son miles y miles de personas los que pueden estar en mi misma (o quizás hasta peor) situación. Eso realmente no me reconforta mucho pues me recuerda aquel dicho español que reza: “mal de muchos consuelo de tontos” pero nada, esto es lo que nos tocó vivir y no queda más que seguir el camino hasta llegar a Finisterre…
    En mi caso existen agravantes que pudiesen hacer la “carga” más pesada pero “esa es mi cruz y con ella debo cargar”
    Mi apreciada y consecuente Eva recibe un abrazo de Luz y muchas bendiciones de mi parte. Nos seguimos leyendo mutuamente. Cariños.
    Namaste.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

INVENTANDO EN CASA.

COCINO EN CASA Y ESCRIBO EN UN BLOG.

La casa del Padre

Alcanzando a una generación lejos del Padre (Lucas 15:17)

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

La República Simple

Minimalismo aplicado a la vida.

RAMYA SOROOPAM

വിശ്വ തളിർ ഗ്രന്ഥം

POSI+HIVO

By R. D.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

¡Bienvenid@s!

Blog personal para compartir contenido en temas sobre desarrollo personal, educación y libros☕💻📑📚🔖✨…

John Aranda

Blog de literatura, música, poesía y filosofía.

A %d blogueros les gusta esto: