En Venezuela la crisis es Moral y el problema es Estructural…

Jesús Ascendiendo al Cielo - Puebla, México Abril 2018

«La gran crisis que hay en la Venezuela actual es moral, TODOS sin excepción están robando a manos llenas bajo la mirada cómplice del estado».

En Venezuela roban los funcionarios públicos en todos sus niveles y jerarquías, producto además de su baja estatura moral, de sus menguados principios éticos y morales, de una nefasta «discrecionalidad» que les otorga un ambiguo ordenamiento jurídico vigente y una incapacidad de supervisión por parte de quienes deberían ejercer esa función, a esto se le agrega la ausencia de autonomía y separación de poderes públicos para poder funcionar como «contrapeso» entre dichos poderes, tan necesario en una democracia sana y vigorosa; es así como aguas abajo entonces, roba todo el que pueda robar, tal vez por aquello que dijo hace muchos años un político venezolano: «en Venezuela no hay razones para no robar» * … y también lo expresado por otro personero de esa misma tolda política, aquella triste comparación de:  «no somos suizos» * …  suena muy surrealista o irónico… pero así lo expresaron en su momento quienes considerábamos como nuestros ductores morales y sociales…

A continación reproduzco un artículo escrito por mi buen amigo Florencio Martin Pereira, el cuál comienza con las líneas que encabezan este post.

«La gran crisis que hay en la Venezuela actual es moral, TODOS sin excepción están robando a manos llenas bajo la mirada cómplice del estado.

Aquí roban los chavistas (oficialistas), los opositores, el político, el empresario, el médico, el odontólogo, el ingeniero, el arquitecto, el sacerdote, los monaguillos, el militar, el policía, el «bachaquero», el del kiosko, el del abasto, los chinos, los árabes, los portugueses, los italianos, los españoles de la Candelaria, el taxista, los autobuseros, los mototaxistas, los dueños de Universidades, de colegios, de primarias, de secundarias, las academias de baile, las de karate, los restaurantes, los burdeles, los perrocalenteros, los panaderos, los jíbaros, los buhoneros, los que alquilan teléfonos y los que venden cafecito y cigarrillos al detal también roban…
Roba el señor del camión de los plátanos, la señora de la frutería de la esquina, y también roban en las tiendas del Sambil, las de Sabana Grande, las de Montalbán, las de La Vega, las de Maracay, Bolívar, Puerto La Cruz, Mérida y los colonos de la «Colombia» Tovar,  todos sin excepción se han aprovechado de algún modo de la crisis, el cáncer de la corrupción se propagó tan rápido que hizo metástasis, ¡estamos jodidos! la moral e integridad se perdieron, la educación y buenas costumbres se quedaron en el siglo pasado junto al «Manual de Carreño», el país potencia se convirtió en el país del chanchullo y esta vaina no la salva nadie, ni que vengan y se junten Mandrake, David Copperfield, Criss Angel y David Blaine los magos mas arrechos del planeta.

P.D. Mientras tú estás cómo un pendejo leyéndome en este preciso instante hay un venezolano, nacional o inmigrante, chavista u opositor, profesional o empírico… buscando la manera de hacerse millonario sin tener que trabajar!!»

@Copyright Florencio Martín Pereira

NOTA DEL BLOGUERO: En este estado de descomposición moral, en esta lamentable hecatombe nacional pareciera que realmente como lo expresa mi buen amigo Florencio, esto no lo podría arreglar ni el mejor concilio de magos de todo el mundo, yo dificulto que pueda existir un «dream team» de super héroes que pudiese solucionar este grave entuerto, esta metástasis moral colectiva que embarga a todo un otrora floreciente y feliz país, de eso no quedó nada, pues los «garimpeiros» gobernantes arrasaron con todo y nos «inocularon» la incapacidad y la corrupción en grandes dosis y a unos niveles muy altos de toxicidad que nunca tuvimos en nuestro «torrente sanguíneo» ciudadano. Estamos cercanos a certificar nuestra «muerte clínica» como nación democrática, estamos a un paso del colapso total mientras que, como en el Titanic, la orquesta (los gobernantes) siguen tocando una melodía que sirva como cortina de fondo a tan nefasto escenario.

También quiero acotar que entre robos y desmanes, hay unos personajes que ante la desigual competencia exacerbada que se les ha presentado a su habitual oficio, al pillaje y al robo, los ladrones y hampones comunes de Venezuela, los pillos y malandrines de siempre, de todas las épocas y lugares, se han visto en la imperiosa necesidad de buscar nuevas fronteras, nuevos horizontes para poder sobrevivir, y así han decidido emigrar a otras latitudes, trayendo esto como consecuencia inmediata que ahora los venezolanos en lugar de ser conocidos en el mundo por nuestras bellas mises y por nuestro petróleo, ahora nos desprecian por la cantidad de delincuentes que estamos «exportando» por el mundo.

Siempre se seguirán quedando algunos pillos y ladrones en su país natal por muy diversas razones, pero ante la gran competencia existente y la merma de sus potenciales y «exprimidas» víctimas han optado por una nueva modalidad, ahora son asesinos a sangre fría, ahora además de robar salen a asesinar por cualquier motivo o razón, simplemente son una «quimioterapia» o tal vez unos «leucocitos» sociales, son los exterminadores de los sobrevivientes al hambre y la miseria que padecemos la gran mayoría de quienes todavía seguimos habitando en este desahuciado país.

La frase “En Venezuela no hay razones para no robar” fue expresada por Gonzalo Barrios, (quién fungió como Presidente del Congreso de la República entre los años 1974 y 1979 y fue Senador de la República hasta su muerte en 1993) en declaraciones a la prensa nacional, siendo Presidente de Acción Democrática, en momentos en que su partido AD y el partido COPEI, controlaban absolutamente todos los poderes del país. 

Y la frase «No somos suizos» es de Manuel Peñalver (para las nuevas generaciones, fue un dirigente de Acción Democrática (AD) y secretario general de ese partido). La usó para puntualizar que las reformas para mejorar nuestra eficiencia democrática podrían chocar con la realidad de nuestra idiosincrasia más primitiva e incivilizada, muy lejana a la del país de los cantones. No ha sido el único en insistir en la comparación, varios de nuestros intelectuales más importantes han subrayado la diferencia entre nuestra cultura política, aún por civilizar y cimentar y la de los países del primer mundo, fortalecida en la práctica ancestral de los principios de la democracia y la libertad que esos mismos países fueron colocando, poco a poco, sobre el tablero de la historia.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

AlEgRÍa AleGría 13

Cultura popular (+18)

ARCHIblogsfera

Blog de ingeniería, construcción y arquitectura.

Entre lo Simple y lo Complejo

Mi Blog es mi mundo, mi espacio de reflexión, me dejo fluir a través de las palabras, aprendo de la cotidianidad, amo escribir y que ustedes lo lean.

telodigosindecirlo

realidad interpretada

Jerónimo Alayón

Poeta, escritor y editor.

Chancla Azteca

El reemplazo de mis creaciones y criaturas

Rec. al alba

Poesía y recuerdos

Haydeé Hedderich

Estilo de vida wellness

ZodiacImmortal

Scorpio Queen & Whatever in between

INVENTANDO EN CASA

COCINO EN CASA Y ESCRIBO EN UN BLOG.

La casa del Padre

Alcanzando a una generación lejos del Padre (Lucas 15:17)

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

A %d blogueros les gusta esto: