Que pasó con aquel dicho popular:

Aunque parece que actualmente todos sabemos mucho de pobreza (sobre todo económica) la palabra * HONRADEZ * pareciera ser un vocablo desconocido o desaparecido y hoy en día por estos lares ser honrado es algo «demodé» o pasado de moda y que casi nadie asume como una cualidad intrínseca del ser humano que va ligada a los valores morales, al honor y las buenas costumbres.

* HONRADEZ *: La honradez se observa en las acciones cotidianas. Una persona honrada no roba, no miente, no engaña, no traiciona. La persona honrada se guía por los valores morales, el respeto de las leyes y el respeto al otro. La palabra honradez según el diccionario es la integridad al obrar; tiene que ver con la práctica del honor, con el respeto a sí mismo y a los demás.

Que falta nos hace un poco de honradez por estos predios llaneros.

A veces (casi siempre) me siento que estoy «fuera de lugar»… que no encajo en esta localidad barinesa, hablando de manera coloquial me siento como «cucaracha en baile de gallinas», definitivamente no «cuadro» con la idiosincrasia de la población donde me encuentro desde hace más de tres años, desde junio del año 2017 cuando me vine a vivir a Barinas, capital del estado del mismo nombre en los llanos occidentales de Venezuela.

Trato de analizar objetivamente mi situación personal, la situación país, la idiosincrasia del venezolano y del llanero en particular, los cambios que hemos sufrido producto de la ruptura del tejido socio-económico, la descomposición moral, ética y social producto de todos los acontecimientos que hemos vivido en los últimos 20 años y que ha logrado permear a todos los estratos de la sociedad…

Quisiera pensar que solo es una situación «local» y coyuntural, se podría decir que «cosas del llano»… pero pareciera ser algo mucho más grave, general, universal y definitivamente estructural. El venezolano cambió… pero cambió para peor, para mal, cambió en detrimento de sus principios y de sus costumbres ancestrales. Los venezolanos eramos en líneas generales unas «buenas personas», echados pa’lante, algo fanfarrones, llenos de humor y socarronería pero familiares, cordiales y hospitalarios, trabajadores, respetuosos y honestos, lo que podría resumirse con el término «eramos chéveres»

Ahora al salir a la calle solo veo personas malencaradas y sobre todo mal educadas, los que venden son en su mayoría «malandr@s, bachaquer@s y buhoner@s», personas tratando de obtener el mayor beneficio económico con el mínimo esfuerzo de su parte, los negocios y tiendas están atendidos por esa misma especie que pulula en las calles, ya no hay dependientes o vendedores atentos y amables con sus clientes, solo hay malandr@s esperando a ver como roban a sus víctimas (que una vez fuimos clientes) Si al llegar saludas cordialmente o das los buenos días (o tardes según la hora) te miran como un bicho raro y ni siquiera responden por educación, cuando mucho te increpan con la mirada, mueven la cabeza o te preguntan de mala gana ¿que quieres? sin la más mínima cordialidad «comercial» …

 

Con los problemas de la falta de efectivo y la proliferación de los puntos de pago (POS) inalámbricos que no emiten comprobante (voucher o recibo), ahora una de las modalidades para robar a los clientes con estos puntos portátiles es cargando una cantidad superior a la estipulada o convenida por el artículo que estás adquiriendo y dejando a la suerte si el comprador se percata del timo realizado. La última semana me ha sucedido en varias compras menores de plátanos, cambures y frutas, etc. y cuando he regresado a reclamar en el mejor de los casos me ofrecen que me pueden reponer la diferencia con más mercancía (venta condicionada) y en otros casos nunca aparece el responsable del cargo fraudulento o son vendedores ambulantes que cambian de ubicación y no es fácil volver a localizarlos.

El asunto de los precios abusivos y a completa discreción del vendedor o «tendero», con aumentos diarios incluso cuando lo tienen indexado al dolar ($) siguen siendo algo inmoral y digno de un post: «Aunque usted no lo crea, solo se ve en Venezuela, inflación diaria en dólares» (algo así más o menos…)

Es un hecho «público y notorio» la solidaridad declarada entre los connacionales de otros países y otras latitudes cuando se encuentran lejos de su lugar de origen. Solamente los venezolanos andan «tramando» como joder a sus paisanos incluso cuando están lejos de su querido país, esto es algo totalmente condenable, es una «viveza criolla» mal entendida y mucho peor instrumentada que no puede ser bien vista bajo ninguna óptica con que se mire. Debemos tratar de ser solidarios con nuestros paisanos en nuestro país y fuera de él, con sentido de pertenencia, de buen ciudadano y buen Cristiano.

 

Frente a mi vivienda designaron una parada de buses para varias barriadas marginales de la ciudad, y cansado de pedirles a los buseteros (conductores y colectores que han invadido mi vivienda como si se tratara de su terminal privado) y a los pasajeros (usuarios de estos transportes que se ubican frente a mi vivienda), que no arrojen basura dentro de la casa, a lo que hacen caso omiso y lanzan desperdicios, restos de comida, conchas de cambures y otras frutas, botan hasta los billetes de baja denominación y los tapabocas que han usado, por lo que me he visto en la necesidad de colocar letreros en todo el perímetro de la vivienda y el jardín, solicitando que POR FAVOR no boten basura y no solo siguen botando basura si no también rompen los letreros y los arrojan junto con los desperdicios que botan diariamente dentro de mi humilde morada. Incluso llegan a realizar sus necesidades fisiológicas en mi jardín y estacionamiento. Cuando me atrevo a hacerles alguna observación o reclamo actúan de manera altanera y soez haciéndome blanco de sus groserías, burlas y «malandreo» (actitud retadora propia de los malandros y malvivientes) lo hacen por la ausencia total de buenas costumbres y de las normas básicas de convivencia, lo hacen por ignorantes y por sentirse «guapos y apoyados». Con su actitud altanera y grosera, con su gritería y malos hábitos, se han convertido en una verdadera plaga, en unos indeseables para toda la comunidad de la calle Mérida con Av. Sucre.

Pienso que la pobreza no está reñida con la limpieza, con el aseo ni con la decencia, se puede ser pobre pero ser DECENTE, ser pobre pero aseado, así como se puede ser POBRE PERO HONRADO… La mediocridad y la marginalidad no están asociadas a un estrato o nivel socio-económico, la marginalidad en un problema mental y esos «marginales mentales» tienen un rancho (vivienda precaria) en el cerebro y siempre serán unos «malandros» malvivientes aunque tengan los bolsillos llenos de dinero.

Las calles de Barinas están sucias y llenas de basura y desperdicios de todo tipo: conchas y desechos de frutas, papeles y cartones, restos de comida descompuesta, animales muertos, orín y excrementos, etc.
Más que un problema por falta de limpieza y aseo urbano, es un problema de actitud ciudadana pues son los mismos habitantes y vecinos quienes ensucian y arrojan basura en cualquier lado de manera indiscriminada. Incluso he visto agentes del orden público, policias municipales y guardias nacionales arrojando basura con el mayor descaro y sin el menor respeto al uniforme que portan como servidores públicos, es algo muy lamentable pero cierto. Es una demostración de falta de ciudadanía y de sentido de pertenencia, amor y respeto por su propio terruño.

Es sabido que las ciudades más pulcras y aseadas no son aquellas que más se limpian, si no las que menos ensucian sus propios habitantes y vecinos. En Barinas la basura es un problema serio de salud y contaminación ambiental sin que las autoridades municipales y locales tomen cartas en el asunto para solventar esta problemática.

POR FAVOR HABITANTE DE BARINAS NO ENSUCIES TU CIUDAD, CUÍDALA Y MANTÉN LIMPIA TU POBLACIÓN PARA QUE PUEDA SER REALMENTE UNA «LINDA BARINAS» COMO LA LLAMÓ DON ELADIO TARIFE.

SIENTE QUE BARINAS TE PERTENECE Y QUE MEJOR DEMOSTRACIÓN DE SENTIDO DE PERTENENCIA QUE NO ARROJAR BASURA Y DESPERDICIOS EN TUS CALLES Y AVENIDAS.

Podría seguir enumerando muchas otras situaciones que me hacen sentir «fuera de lugar»… que me hacen extrañar mi terruño, mi querida Caracas, aunque tal vez allá también se ha deteriorado la calidad de vida producto de la situación nacional, pero estoy seguro que nunca a los niveles a los que me ha tocado hacer frente por estos lares.

Estoy cansado, quisiera desaparecer de aquí… los gritos y la contaminación ambiental han hecho mella en mi calidad de vida y en mi salud, solo la oración y mi inquebrantable Fe en Jesús Misericordioso me ayudan a seguir en pie, aceptando lo que estoy viviendo con humildad y esperanza, esperando que se haga su divina voluntad.

Paz y bien.

V.F.

 P.D. * HONRADEZ: La honradez se observa en las acciones cotidianas. Una persona honrada no roba, no miente, no engaña, no traiciona. La persona honrada se guía por los valores morales, el respeto de las leyes y el respeto al otro. La palabra honradez según el diccionario es la integridad al obrar; tiene que ver con la práctica del honor, con el respeto a sí mismo y a los demás.

CUAN NECESITADOS ESTAMOS DE UN POCO DE HONRADEZ…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

INVENTANDO EN CASA

COCINO EN CASA Y ESCRIBO EN UN BLOG.

La casa del Padre

Alcanzando a una generación lejos del Padre (Lucas 15:17)

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

La República Simple

Minimalismo aplicado a la vida.

Greta Vega

Un libro y un viaje pueden cambiarte la vida

RAMYA KCVS

Humanity

POSI+HIVO

By R. D.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

¡Bienvenid@s!

Blog personal para compartir contenido en temas sobre desarrollo personal, educación y libros☕💻📑📚🔖✨…

John Aranda

Blog de literatura, música, poesía y filosofía.

A %d blogueros les gusta esto: