Publicaciones de la categoría: SALUD

Yo soy optimista, ¿y tú?

“Yo soy una persona optimista y seguir estas pautas me resulta de gran ayuda para mantener mi estilo de vida.
Como consecuencia de esto puedo asegurarte que los optimistas siempre tenemos una sonrisa en la cara, obtenemos mayores logros, gozamos de mejor salud física y emocional, somos más longevos y vivimos menos estresados.
Si ser positivos tiene tantos beneficios, ¿por qué no empezar a cultivar el optimismo ahora mismo? Yo ya lo hago, ¿y tú?”
(me gustó y lo comparto)
Paz y bien.

Greta Vega

OPTIMISTA (adjetivo): Que propende a ver y juzgar las cosas en su aspecto más favorable.

Siempre he pensado que el cerebro de las personas optimistas procesa y entiende la realidad de forma diferente. Nuestro cerebro es el reflejo de lo que somos, de lo que hacemos y pensamos y de como afrontamos la vida. Pero este órgano a veces no es tan efectivo como desearíamos. Se sabe que hay personas que genéticamente tienen mayor predisposición a los trastornos depresivos y de ansiedad, mientras que otras reflejan actitudes más resistentes al estrés.

Hay momentos de nuestra vida en que lo vemos todo negro, tenemos nubes en la cabeza y no podemos ver el lado positivo de las cosas. A veces esto nos pasa en una situación determinada, como por ejemplo si nos han despedido del trabajo o nos ha dejado nuestra pareja. Pero otras veces nos pasa durante temporadas más o…

Ver la entrada original 822 palabras más

…HAMBRE… HUNGRY…

“POR FAVOR VISITAD EL BLOG DE IÑAKI ALEGRÍA, DONDE SU ENCOMIABLE LABOR QUEDA PLASMADA DÍA A DÍA CUANDO SE ENTREGA A L@S QUE SUFREN EL HAMBRE Y EL DOLOR Y DONDE TAMBIÉN PODRÉIS COLABORAR HACIENDO ALGUNA APORTACIÓN ECONÓMICA QUE, BIEN SEA PEQUEÑA O GRANDE, SON BIENVENIDAS PORQUE ENTRE TODAS SE PUEDEN SALVAR MUCHAS VIDAS INOCENTES… COMPARTIRLO Y QUE CORRA POR TODO ESTE MUNDO BLOGUERO…” https://cooperacioambalegria.co/2018/12/19/gravedad/ … ¡¡¡VAMOS A CONSEGUIR EL RETO!!! : https://www.migranodearena.org/reto/19509/comere-hoy

Covid-19: Las epidemias y su cinética por el Dr. Julio Castro

unnamed
 (Credit Image: © Rouzbeh Fouladi/ZUMA Wire)

La ciencia tiene el ineludible deber de explicar los fenómenos que ve a su alrededor, plantear hipótesis plausibles y probarlas con el método científico. Es como la humanidad ha podido avanzar hasta el momento. La pandemia de COVID-19 ha afectado el mundo de una manera muy importante. Una de las observaciones más notorias para el momento actual es que parece haber algunas diferencias en el impacto y transmisión de la epidemia en diferentes países del mundo. Tenemos fresco en nuestras mentes el impacto en ciudades como Nueva York, Madrid, Milán, pero al mismo tiempo observamos una dinámica de la transmisión viral bastante diferente en otros países.

Uno de los conceptos más importantes en el análisis de la pandemia es que éstas son fenómenos dinámicos. Lo cual implica que a través del tiempo pueden presentar diferentes comportamientos. Ya es bastante claro que, en buena parte de los países, la transmisión del virus se ha expresado en una primera fase de crecimiento lineal y una segunda fase de crecimiento exponencial o explosiva. Posteriormente, una fase de estabilización, pasando luego a la fase de decaimiento del número de casos.

En general, la cinética de las epidemias tiene un componente gaussiano cuando se ve la distribución de casos en el tiempo. Pero en realidad, la epidemia mundial es una suma de pequeñas epidemias que se produjeron en cada una de las regiones de manera secuencial. Por lo tanto, no es aconsejable comparar curvas en diferentes momentos. Por ejemplo, la curva de crecimiento de casos de China contra la curva de crecimiento de casos de África. Teniendo claro el concepto del aspecto dinámico de la epidemia, es importante revisar si puede haber algunos factores que permitan entender por qué en unos países el comportamiento ha sido masivo y en otros han sido tenue…

Leer más →

Job, la prensa española y el coronavirus

Job_and_his_friends

De repente, el zarpazo de las circunstancias

«Había en la tierra de Hus un hombre llamado Job» (Job 1,1). Así comienza el relato que tiene a Job como protagonista. Sabemos cómo sigue: Job era justo y rico, pero en poco tiempo la desgracia cae sobre él y pierde todo. Postrado en un muladar, abandonado, se debate entre el silencio y el grito. No es difícil encontrar un paralelismo con la situación que desde hace semanas vive más de la mitad de la humanidad: en pocos días se ha pasado de la prosperidad despreocupada al confinamiento para protegerse de la desgracia, que cuenta los muertos por decenas de miles y los daños económicos por miles de millones.

Como a Job, de repente, la realidad se nos ha impuesto sin tapujos, arrancando de cuajo el velo del sopor al que nos habíamos acostumbrado. Lo ha señalado agudamente J. Á. González Sainz:

«En la vida de un país o de una persona, hay veces en que la realidad, la realidad más descarnadamente real, la más cruda y menos guisada por las recetas y los cocineros de mentalidades y relatos, irrumpe de repente con una violencia pavorosa a la que no estábamos acostumbrados».

Poco sirven entonces nuestras defensas; es más, continúa el escritor, «el hábito de sustitución de las cosas y los hechos por su uso estratégicamente fraudulento, de la realidad por la ideología, de la verdad por la costumbre impune del embuste y de lo crucial por la banalidad nos pone en las peores condiciones para enfrentarnos a una venganza de la realidad en toda regla» (El Mundo, 20 de marzo).

Leer más →

Bill Gates hablando sobre el Coronavirus

El Coronavirus, la propagación de la distopía

“Como si alguien lo hubiese extirpado del cerebro de H. G. Wells, todo ha ocurrido por obra y gracia de algo similar a una cotidiana gripe, una bacteria que hace que nuestros estornudos y toses se conviertan en emisarios del pánico. Y en los dos meses y medio que llevamos de año ha cobrado miles de víctimas, ha cerrado primero ciudades, luego países y contagia sin aparente discriminación a orientales y occidentales, a primer y tercer mundo, a regímenes totalitarios y democracias ejemplares, a agnósticos y líderes religiosos.”

(…)

“Para salvarnos hubo que desencadenar la distopía. Es el día después de la apertura de la caja de Pandora. Es nuestro hic et nunc.”

Excelente artículo sin ningún desperdicio y con mucha pedagogía. Lectura sugerida y altamente recomendada. Gracias @jcsosazpurua y por supuesto a su autor @altoynitido

Autor: Einar Goyo Ponte / @altoynitido

IDEASosAzpúrua

Autor: Einar Goyo Ponte / @altoynitido

Cuando en 2001 vimos derrumbarse las torres gemelas de Nueva York, todos creímos que el mundo tal cómo lo conocíamos desaparecería, que estábamos a las puertas de una nueva conflagración mundial y demás imaginaciones colectivas y apocalípticas, en ese momento demasiado pertinentes, sobre todo para capear la primera nube acechante que se cernía sobre nosotros: la incertidumbre.



Atacado el país más poderoso de La Tierra, eran esperables vuelcos descomunales: ocurrieron con las líneas aéreas y la seguridad en los vuelos, en el trabajo de inteligencia y espionaje, en las respuestas militares y otros espacios de nuestro entorno, que se vieron sacudidos por el violento estallido de la violencia foránea, en un icono de nuestra cotidianidad y modernidad.

Sin embargo, en un tiempo relativamente corto, todo pareció volver a la normalidad. Una con un componente de paranoia y extracautela inéditas para quienes ingresábamos al siglo…

Ver la entrada original 1.864 palabras más

Así andamos hoy en día…

Planeta Virus

90391666_704157170393039_4597938893264781312_n

Muy triste pero cierto…

Leer más →

#QuédateEnCasa

QuedateEnCasa

aplica para España y demás países

bandera españa

#QuédateEnCasa

*NOTA:  finalizando el día domingo 15 de marzo el gobierno venezolano ha decretado una cuarentena social y un cese de las labores cotidianas (con algunas excepciones) en siete estados de la república.
A partir del 16 de marzo a las 5:00 a.m. estos siete estados: Caracas (D.C.), La Guaira, Miranda, Zulia, Táchira, Apure y Cojedes estarán en cuarentena y bajo estricto control militar según refirió el ministro de la defensa en una intervención para los medios de comunicación desde el palacio de Miraflores en la ciudad capital…

(Amanecerá y veremos…)

 

LAS MÁSCARAS DEL ARMAGEDÓN

mascara

Cuatro décadas atrás, el azote intrigante del SIDA emergió como una señal bíblica contra el libertinaje sexual. Renovaba esa misteriosa relación entre la enfermedad y sus metáforas que había enunciado Susan Sontag. El Corona Virus vuelve hoy a estremecer esa esfera imaginaria de la humanidad, pero su vértigo arrastra un torbellino apocalíptico que no es solamente mítico, envuelve materialmente la globalización económica, el ecológico desorden ambiental y hace inevitable la reflexión filosófica sobre el destino de la especie. Es como un desconcertante paréntesis para mirarnos otra vez en cámara lenta. Los últimos mapeos del planeta, como consecuencia de la pandemia, muestran a China sin las manchas de polución que sombreaban sus zonas industriales, mientras que el descenso de viajes, eventos laborales y sociales, concentra a muchos en la meditación sobre el cambio histórico que los arrasa. La dimensión apocalíptica aplana en silencio las perspectivas cotidianas.
La hecatombe de las epidemias ha configurado la humanidad no menos que las batallas o los inventos: la peste negra renovó la economía europea porque la caída demográfica fortifico a los sobrevivientes, por el contrario, la viruela y la sífilis de los conquistadores exterminaron las etnias indígenas de América sin mayor redención, la influenza posterior a la primera guerra sello a la humanidad con una mortalidad gigantesca y misteriosa que sobreseía temporalmente la de los ingenios humanos, mientras que el actual Corona virus parece otro estreno maligno de la cara oscura de la globalización. El tono alarmista que sacude las sociedades del planeta quizás no se debe tanto al desconocido mutante que viaja en todas direcciones, sino al tenebroso convencimiento de un desamparo global. La inermidad planetaria es la nueva metáfora que sostiene esta plaga. En su tiempo, la guerra fría constituía bloques penosos, pero más seguros, las ideologías eran enfermizas, pero sostenían los discursos generales, ahora los grupos humanos están reducidos a un vinculo fragmentado, vertiginoso y digital que aísla los destinos. En el mejor caso, no sustituye la lenta colectivización tradicional, ni los liderazgos respetados por su idoneidad. Sin relato histórico, a la velocidad del internet, la globalización solo cuenta con leyendas. Descalificado el pensamiento, sumida la cultura en un plasma mítico, las amenazas bíblicas se tonifican…

Leer más →

Nuestro admirado profesor Coronavirus

mascara

¿Saben lo que hemos aprendido del coronavirus esta semana? Que a los políticos les falta discurso. Contundencia. ¡Épica! No sé, un «lucharemos en las calles (con la cuarentena), lucharemos en los hospitales (contra la falta de médicos), lucharemos con creciente confianza (lavándonos las manos), y en la hora más oscura, combatiremos la expansión de la epidemia cualquiera que sea el costo…». Sí, eso hubiera estado bien. Pero claro, como para ellos era como una gripe se ha liado parda.

20200304113629

fuente: https://www.epdata.es/datos/coronavirus-china-datos-graficos/498

Hasta el pasado domingo y tras cuarenta y ocho horas sin datos teníamos (* en España) al menos novecientos noventa y nueve casos, se duplicaron el miércoles, y comenzamos el viernes 13 con dos mil doscientos setenta y siete. En una semana cincuenta y cinco fallecidos, ciento ochenta y tres recuperados, el país y la UE en vías de cierre, y el número de enfermos creciendo, aquí puede verse en tiempo real. Ese mismo día un artículo publicado en esta revista advertía con una estimación matemática sobre la explosión de casos…

Leer más →

El amor en los tiempos del virus

La escritora Eugenia Rico, que desde hace años vive en Venecia, ha escrito este artículo sobre el coronavirus en la ciudad italiana.

Esta mañana Venecia se ha despertado con las campanas de un sueño que se está convirtiendo en pesadilla. Durante años los residentes han soñado una ciudad sin turistas, sin grandes naves de crucero.

“Ten cuidado con lo que deseas, podría hacerse realidad”.

El teléfono sirve de tam tam a la realidad irreal:

—Carissima, ¿estás bien? ¿No se puede salir de Venecia, o no se puede salir de la región?

No se puede salir del Véneto, no se puede salir de Venecia, no se puede salir de casa. Somos zona roja. Nadie puede salir. Nadie puede entrar. Estamos dentro de La peste de Camus.

Si me hubieran dicho que de la noche a la mañana muchas mujeres occidentales se cubrirían el rostro, sin que ninguna religión o dictadura se lo impusiera, no lo hubiera creído. Y sin embargo en la calle se ven odaliscas con mascarilla. Feministas con la cara tapada que se ven obligadas a celebrar el Día de la Mujer como las favoritas de un harén.

Soy una víctima del coronavirus aunque no tenga fiebre, ni estornudos ni ningún tipo de enfermedad. Y usted que me está leyendo es con toda seguridad también una víctima, aunque según las estadísticas lo más probable es que no tenga los anticuerpos…

Leer más →

Cerrad las fronteras, desterrad la inteligencia; vamos a morir todos… otra vez

Football - UEFA Champions League - Real Madrid CF vs Manchester City -

26 de febrero de 2020. Un aficionado del Real Madrid se protege contra el coronavirus durante el partido de la UEFA Champions League contra el Mánchester City en el Santiago Bernabéu. Foto: Manuel Blondeau / Cordon Press.

Hordas de enfermos tratan de asaltar las murallas de hormigón, desesperados por entrar en la zona de cuarentena. Los de dentro rezan esperanzados, sin ser conscientes de que están a punto de lograrlo. De pronto, el primer contagiado salta dentro, y se desata el terror. Acaba de estallar otro foco de la pandemia, esta vez en Jerusalén. ¿Es el coronavirus? ¿Es Twitter? No. Hablamos de una secuencia de Guerra mundial Z, una peli de zombis basada en un libro escrito por el hijo de Mel Brooks. Sin embargo, ¿por qué se parece a lo que sentimos ante el COVID-19?

Los economistas prevén una recesión equivalente a la de 2008 si la pandemia se desata, y las bolsas ya han sufrido caídas históricas. Millones de personas llevan un mes en cuarentena en China, donde han construido hospitales a velocidad de vértigo. Rusia ha cerrado sus fronteras con aquel país. Se recluye a la gente en pueblos de Lombardía, Austria cierra la frontera con Italia sin razón. Al paciente de Madrid le internan donde tuvieron a la enfermera contagiada de ébola. Y a un médico le pillan robando trescientas mascarillas para su pueblo. Cómo no vamos a sentir pánico si hasta la CNN anuncia con una pavorosa imagen que Alemania no se plantea cerrar la frontera con Italia…¡frontera que no tiene!

Estamos haciendo el imbécil peligrosamente. También colectivamente, que eso siempre consuela. En gran medida porque nadie nos ha contado con claridad que la estrategia es reducir al mínimo el número de contagios, esperando que el virus se muera solo. Podría pasar, ocurrió con el SARS, surgido también en China: apareció en 2003, mató novecientas trece personas, no ha habido un nuevo caso desde 2004.

Leer más →

INVENTANDO EN CASA.

COCINO EN CASA Y ESCRIBO EN UN BLOG.

La casa del Padre

Alcanzando a una generación lejos del Padre (Lucas 15:17)

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

La República Simple

Minimalismo aplicado a la vida.

RAMYA SOROOPAM

വിശ്വ തളിർ ഗ്രന്ഥം

POSI+HIVO

By R. D.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

¡Bienvenid@s!

Blog personal para compartir contenido en temas sobre desarrollo personal, educación y libros☕💻📑📚🔖✨…

John Aranda

Blog de literatura, música, poesía y filosofía.