Publicaciones de la categoría: Sociedad

El único espectáculo de nuestra degradación

Hubo un tiempo, hace apenas unas décadas, en que era común escuchar que estábamos al final de la historia. Según este lugar común posteriormente desmentido, nada relevante nos sucedería ya a los humanos pertenecientes a la era posthistórica. Guerras, crisis, revoluciones, pandemias, grandes relatos para explicar el universo y palabras rimbombantes para justificar actos horribles eran apenas signos de un pasado cada vez más lejano. Se equivocaban. Despertamos del sueño de prosperidad con los monstruos de la pobreza espiritual y material crecientes…

Leer más →

«EL SER HUMANO SE ESTÁ VOLVIENDO MÁS ESTÚPIDO» …

ALARMANTE ESTUDIO REALIZADO POR INVESTIGADORES NORUEGOS SUGIERE QUE ESTAMOS CREANDO UN AMBIENTE Y UN ESTILO DE VIDA ESTUPIDIZANTES.

Hace tiempo, muchas personas sospechaban que el estilo de vida moderno no contribuye mucho que digamos a la inteligencia. Sin embargo, diversas pruebas de inteligencia realizadas en el siglo XX sugerían que en realidad, el ser humano se estaba volviendo un poco más inteligente en promedio (si es que consideramos que la prueba de IQ es una medición adecuada). Esto se conoce como el efecto Flynn. No obstante, un importante estudio longitudinal apunta a que este efecto se ha empezado a revertir en los últimos 20-30 años.

Leer más →

Bobos en el paraíso

Bernard-Henri Lévy, «muñidor de la entrada en guerra de Francia en Libia», con su impecable traje de «Bobo» en compañía de soldados libios. Luce también su sempiterna camisa blanca desabrochada. Pero, contrariamente a su amo Macron, éste no es hombre de pelo en pecho. Tal vez se lo haya depilado.

«Ideológicamente, el “bobo” oscila entre la izquierda indefinida y el centro centrado (muy moderado).»

Arrancando el nuevo milenio, David Brooks escribió un ensayo titulado Bobos en el paraíso. Por «bobo», el autor no se refiere a la torpeza o a la astucia limitada de algunos, sino a la contracción del antiguo galicismo bourgeois-bohème, que describe a la nueva clase media–alta surgida al calor del fin de la historia. En español podríamos hablar de «pijoprogre» o «pijipi», neologismos que no han tenido tanta fortuna como su homónimo extranjero.

El término se puede aplicar a esos urbanitas que trabajan cómodamente en el sector terciario y a los que el mercado mima cada vez más. Se imponen un consumo sofisticado y tienen su puntito de originalidad coñazo. Frecuentan exposiciones de arte moderno o fotografía para hablar de «la fuerza y la luminosidad que emana de ese simple trazo negro sobre el lienzo blanco», o de cómo fulano ha captado ese preciso instante que «cuenta para la eternidad». No pueden ir mucho más allá. De hecho, dudo que alguien pueda. Pero queda bien. Igual que olfatear un vino uruguayo como un perro trufero y hablar del equilibrio de sus taninos…

Leer más →

Las seis lenguas libres de Europa y las cuarenta condicionadas

Las lenguas libres son las que cubren todas las necesidades de comunicación de sus hablantes, y por tanto éstos no necesitan conocer otra. Son muy pocas dichas lenguas. En Europa, seis. El italiano, que despertó en el Renacimiento para ponerse al servicio de las formas y el contenido artístico del mundo clásico; el español, armado de espíritu explorador y solidez, lengua que adoptó el Nuevo Mundo; el portugués, que se extendió a bordo de sus expediciones marítimas por la mitad sur del planeta; y el francés, cargado de sabiduría y elegancia en sus viajes por la colonización en los cuatro continentes. La quinta, el ruso, se ganó, con guerras y batallas, el primer puesto en Europa oriental. Los ejércitos de Iván IV el terrible, Pedro el Grande y Catalina II llevaron la lengua nacida en Rus de Kiev desde la frontera con Finlandia hasta Vladivostok, desde las orillas del Dniéper y el Cáucaso hasta el Ártico. Hoy la lengua rusa cubre tanto la comunicación familiar como social, artística, militar, científica y literaria.

La sexta lengua, que viene a ser la primera, es el inglés, precisamente el complemento de las otras, aunque en diversos grados. El hablante anglófono no suele inquietarse por aprender idiomas porque el suyo cubre todo. El hablante hispanófono, francófono, lusófono, italianófono y rusófono tiene a su alcance un amplísimo mundo que habla y escribe sus lenguas, pero todos ellos se ven necesitados, aunque no en gran medida, del inglés. Necesitan cierto nivel, a veces no mucho. No viene mal para convivir con ese montón de palabras anglosajonas que circulan por el mundo. Como no es absolutamente necesaria para estos hablantes monolingües, rara vez llegan a conocerla profundamente…

Leer más →

La «inservible» filosofía

La Escuela de Atenas

La filosofía no sirve porque no es sirvienta: es señora.

El viejo Epícteto decía que el origen de la filosofía es el percatarse de la propia debilidad e impotencia. Quizás, por esta razón, tanto para la sofística soberbia como para la neopolítica hueca –se asemejan bastante–, la filosofía, en su esencia y en sus frutos, resulta refractaria. Sobrevuela en estos días la noticia acerca de la anuencia del gobierno español para erradicar la filosofía de los ámbitos académicos. Como argentino, me preocupa doblemente. En primer término, por España, a quien no puedo dejar de amar en virtud de la sangre que corre por los cauces de mi historia. En segundo lugar, porque aquello que se prueba y fracasa en Europa, se reedita al tiempo en la Argentina como novedad salvífica. El ataque no es nuevo, es más, es connatural al espíritu de los tiempos. La depresión de la cultura griega coincidió con el abandono de la filosofía y su motor metafísico, es decir, su vocación de interrogación esencial. Otro tanto sucedió en la segunda mitad del siglo XIX, cuando después de Hegel, el pensamiento ingresó –al decir de Ortega, irónicamente–, en un repentino ataque de modestia cuya consecuencia fue el imperio del positivismo.

Cada vez que escucho esa sentencia tan trillada que reza: “la filosofía no sirve para nada”, una mueca de recóndita alegría se dibuja en mi interioridad y entonces, me alegro con la misma alegría que lo hacía Aristóteles. Es verdad, la filosofía no sirve porque no es sirvienta: es señora. Aquello que simplemente sirve se agota en su servicio, pero la filosofía trasciende la mera servidumbre…

Leer más →

Ver lo que Queda… Por Fernando Yurman

La suspensión que la pandemia impone a los frenéticos hábitos de la civilización será pasajera, pero sus consecuencias serán duraderas, aunque remotas e indiscernibles. Por lo pronto, el carácter global de la plaga ha brindado la primera experiencia concreta de un mal destinado a toda la humanidad, eso es nuevo y determinante. Mal y Humanidad, los dos pesados vocablos, adverbio y sustantivo que bailaban en el aire, reducirán su vaguedad fijados por un nuevo ángulo. Lo humano padecía la abstracta, repetida e inasible universalidad. Ahora el concepto es pragmático, y visto de cerca respira de manera más modesta por su condición desgraciada y menor. La universalidad geográfica de la especie, como le ocurrió al planeta en el cosmos real, disminuyó su escala cualitativamente. La pandemia además nos relativiza en una hondura ética inquietante. Algunos temen una disolución nihilista, otros creen descubrir un nuevo horizonte, casi todos descreen de las fórmulas previas.  Aunque las alteraciones mentales, la ansiedad y los síndromes traumáticos indican los síntomas de la pandemia, también se perfila en esta revisión un don inesperado.

   Nadie pudo predecir la dimensión de la primera guerra mundial, tampoco el advenimiento de la segunda, ni la caída de la Unión Soviética o el ascenso mundial de China, pero todos esos sucesos eran históricamente predecibles. En cambio, esta pandemia, que incidió de manera inconmensurable en la geopolítica, la cultura de masas, las ideologías, el arte y los procesos ecológicos, era y es impredecible; resulta el fiel y mayor testimonio de la teoría del caos. Nunca sabremos que mariposa inicio la tormenta que arrecia en la vida pública inclinando las convicciones, pero si sabemos que sin esas columnas se derrumbará un templo de certezas y costumbres civilizatorias…

Leer más →

¿El fin de la sociedad de clases?

François Dubet

Las revoluciones democráticas e industriales inauguraron un nuevo régimen de desigualdades, el de las clases sociales, nacido del encuentro de dos grandes revoluciones. La «providencia democrática» instaura la igualdad y la libertad de todos. La abolición de las barreras estamentales hace que los individuos ya no tengan impedimentos para cambiar de posición en la escala de las desigualdades, el prestigio y el poder. Pero si la destrucción del régimen estamental redunda en una sociedad integrada por individuos libres e iguales, una sociedad fundada sobre la voluntad general y el contrato –no sobre la tradición y lo sagrado–, esa revolución es ante todo política. No inaugura por sí sola un nuevo régimen de desigualdades. Sigue habiendo ricos y pobres, rentistas y trabajadores, campesinos, artesanos, comerciantes y burgueses, propietarios y proletarios, pero no es aún una sociedad de clases.

Para eso, hace falta que, en el marco democrático, se instale un nuevo tipo de economía, un nuevo modo de producción: el de la Revolución Industrial. El régimen de clases sociales se construye en torno de una formación de una clase obrera miserable y el surgimiento de una clase de industriales capitalistas. Como ya nadie se define esencialmente por su nacimiento y su rango, la posición en la división del trabajo se torna central. Y es aún más esencial porque las desigualdades siguen siendo extremadamente fuertes, a la vez que se despliegan en un marco político y moral que afirma la igualdad de todos. Está claro que, en el apogeo del desarrollo industrial en Europa occidental, la mayoría de la población no pertenece ni a la clase obrera ni a la de los capitalistas. Si bien Marx destacaba el preeminente e ineluctable enfrentamiento entre proletarios y capitalistas, no dejaba de enumerar una docena de clases en Las luchas de clases en Francia. Más adelante, Max Weber trazaría una distinción entre las clases, definidas por las relaciones de producción, y los grupos, definidos por el poder y el prestigio; pero, a su juicio, el régimen de clases sería el de las sociedades industriales.

Leer más →

ESTADO de GUERRA DISFRAZADO de «CORDURA INTELECTUAL»

«Responsabilidad de uno mismo es libertad, sin responsabilidad interna no hay libertad.
En eso consiste una de las estrategias de un manual de instrucciones que uno mismo ha de administrarse con serenidad y ajustando los tiempos de las tomas en la medida en que uno en conciencia lo necesite.»

Que pasó con aquel dicho popular:

Aunque parece que actualmente todos sabemos mucho de pobreza (sobre todo económica) la palabra * HONRADEZ * pareciera ser un vocablo desconocido o desaparecido y hoy en día por estos lares ser honrado es algo «demodé» o pasado de moda y que casi nadie asume como una cualidad intrínseca del ser humano que va ligada a los valores morales, al honor y las buenas costumbres.

* HONRADEZ *: La honradez se observa en las acciones cotidianas. Una persona honrada no roba, no miente, no engaña, no traiciona. La persona honrada se guía por los valores morales, el respeto de las leyes y el respeto al otro. La palabra honradez según el diccionario es la integridad al obrar; tiene que ver con la práctica del honor, con el respeto a sí mismo y a los demás.

Que falta nos hace un poco de honradez por estos predios llaneros.

A veces (casi siempre) me siento que estoy «fuera de lugar»… que no encajo en esta localidad barinesa, hablando de manera coloquial me siento como «cucaracha en baile de gallinas», definitivamente no «cuadro» con la idiosincrasia de la población donde me encuentro desde hace más de tres años, desde junio del año 2017 cuando me vine a vivir a Barinas, capital del estado del mismo nombre en los llanos occidentales de Venezuela.

Trato de analizar objetivamente mi situación personal, la situación país, la idiosincrasia del venezolano y del llanero en particular, los cambios que hemos sufrido producto de la ruptura del tejido socio-económico, la descomposición moral, ética y social producto de todos los acontecimientos que hemos vivido en los últimos 20 años y que ha logrado permear a todos los estratos de la sociedad…

Leer más →

9 definiciones sobre el coronavirus por el filósofo surcoreano Byung-Chul Han

1. La mortalidad humana no es democrática
2. La pandemia como problema social
3. Nuevos líderes: el final de la democracia
4. Vigilancia biopolítica
5. La supervivencia permanente
6. La muerte en medios
7. El sacrificio por sobrevivir
8. Pánico
9. El virus no detiene el avance de China

«Visto así, el virus marca un cambio de era”

* Byung-Chul Han es un filósofo y ensayista surcoreano que imparte clases en la Universidad de las Artes de Berlín. Autor, entre otras obras, de ‘La sociedad del cansancio’, publicó hace un año ‘Loa a la tierra’, en la editorial Herder.

Venezuela en Resistencia.

Byung-Chul Han es un filósofo surcoreano reconocido por ser una de las mentes más brillantes del momento. Él no es muy optimista de cara al futuro y asegura que “sobrevivir se convertirá en algo absoluto, como si estuviéramos en un estado de guerra permanente”.

El hombre de 61 años que nació en Seúl, estudió Filosofía, Literatura y Teología en Alemania. Actualmente vive en ese país. El hombre tiene miedo de que la pandemia sea un arma política para que se impongan regímenes de vigilancia y cuarentenas biopolíticas, pérdida de libertad, fin del buen vivir o una falta de humanidad generada por la histeria y el miedo colectivo.

Estas son las nueve definiciones:

1. La mortalidad humana no es democrática

“El coronavirus está mostrando que la vulnerabilidad o mortalidad humanas no son democráticas, sino que dependen del estatus social. La muerte no es democrática. La Covid-19 no ha cambiado nada al…

Ver la entrada original 784 palabras más

Encerrados ilustres

descarga (30)

La demencia de Isabel de Portugal. Cuadro atribuido al pintor barcelonés Pelegrí Clavé, en el que se muestra a la reina viuda de Castilla, Isabel de Portugal y Braganza, siendo víctima de uno de sus ataques de demencia. A su lado se encuentran su hijo menor, Alfonso de Castilla (izquierda) y su hija mayor, la futura reina Isabel la Católica (derecha) junto con otros personajes de la pequeña corte que acompañaba a la familia en su exilio.

Aprovechemos la ocasión, que la pintan calva. No somos los primeros encerrados, esto viene de lejos, ahora bien, es la primera vez que ocurre en nuestras vidas, que es un matiz tan importante a considerar como el de la diferencia entre caro y mucho dinero que la baronesa Thyssen estableció en una entrevista de TV: «Que tenga dinero para pagarlo no significa que no me pueda parecer caro, no nos confundamos».

Eso, no nos confundamos. Somos la primera generación que no ha vivido una guerra, ni una hambruna, ni ha sido víctima de plagas o morbos (hasta ahora). Los libres nos sentimos encerrados y ahora caemos en la cuenta de que hay mucha gente presa, solitaria, que no se vale por sí misma o que anda en la noche oscura del alma, aquellos que no ven salida a su tristeza y a su desgana, los que viven atrapados en la oscuridad sin resquicios. Eso sí es un encierro duro…

Leer más →

LA CRISIS DEL CORONAVIRUS – Entrevista a Edgar Morin por el Corriere della Sera

CAMBIA PARA BIEN

«El confinamiento está haciendo que nos demos cuenta de la importancia de la cultura. Una ocasión —a través de estos saberes que nuestra sociedad ha llamado injustamente “inútiles” porque no producen ganancias— para comprender los límites del consumismo y de la carrera sin pausa hacia el dinero y el poder. Habremos aprendido algo en estos tiempos de pandemia si sabemos redescubrir y cultivar los auténticos valores de la vida: el amor, la amistad, la fraternidad, la solidaridad. Valores esenciales que conocemos desde siempre y que desde siempre, desafortunadamente, terminamos por olvidar.»

Edgar Morin

© Corriere della Sera

Venezuela en Resistencia.

Edgar Morin

Edgar Morin: “Vivimos en un mercado planetario que no ha sabido suscitar fraternidad entre los pueblos

El filósofo francés reflexiona a sus 98 años sobre los efectos de la epidemia de coronavirus y alerta contra los peligros del darwinismo social y la destrucción del tejido público en sanidad y educación

33NUCCIO ORDINE11 ABR 2020-18:30VET

«La unificación técnico-económica del mundo que trajo el capitalismo agresivo en los años noventa ha generado una enorme paradoja que laemergencia del coronavirusha hecho ahora visible para todos: esta interdependencia entre los países, en lugar de favorecer un real progreso en la conciencia y en la comprensión de los pueblos, ha desatado formas de egoísmo y de ultranacionalismo. El virus ha desenmascarado esta ausencia de una auténtica conciencia planetaria de la humanidad”. Edgar Morin habla con su habitual pasión por Skype. Él, como millones de europeos, se…

Ver la entrada original 2.451 palabras más

Cruzar la Noche

Poemas y Cuentos para Insomnes

Speranze Letterarie

Lettura racconti gratis - Free reading of novels

Corriendo recuerdo

Al correr voy recordando pequeñas historias que se quedan pegadas a la piel y me hacen interpretar el mundo

Una chica trotamundos

CONSEJOS E HISTORIAS DE UNA CHICA VIAJERA

amarseas

Diseño

S.H. El Señor de la Historia

Novela contemporánea existencialista

WOMAN PENELOPE

Primer Consulting Sexologico

Irreflexiones

Pensamientos perezosos, especulaciones y sospechas

LA BANCARROTA DEL CIRCO

Según tengo el día. Lo que quiero y a veces no puedo.

El plumier de Nenuse

Poesía, cuentos infantiles y relatos de Neus Bonet i Sala

AlEgRÍa AleGría 13

Cultura popular (+18)

Architectura

Blog sobre ingeniería, diseño y arquitectura.

Entre lo Simple y lo Complejo

Mi Blog es mi mundo, mi espacio de reflexión, me dejo fluir a través de las palabras, aprendo de la cotidianidad, amo escribir y que ustedes lo lean.

telodigosindecirlo

realidad interpretada

Jerónimo Alayón

Lingüista, filólogo, catedrático y escritor.

Chancla Azteca

El reemplazo de mis creaciones y criaturas

Rec. al alba

Poesía y recuerdos