VII – La LOCA de los Gatos

Cuando uno escucha esa expresión de inmediato viene la imagen de la viejita con sus gatos o del personaje de los Simpson conocido por muchos. Lo cierto es que si existen “loc@s” por los gatos en el buen sentido de la frase, es decir personas que aman y protegen a los gatos, hasta allí todo me parece muy bien.

Lo que es inaudito es que pueda existir (y esta es una demostración que si existe) una persona que le de prioridad a unos gatos por sobre su propia vida, sobre su entorno familiar, social y laboral, sobre su salud, sobre su higiene y alimentación, que prefiera darle de comer a sus mininos y obviar por completo la comida de sus padres y la suya misma, que les permite andar sobre la mesa de la comida y sobre los alimentos que está preparando sin dejar que nadie les llame la atención, los deja que se lanzen sobre los platos de la comida que sirve y con una sonrisa dice que ellos son un poquito intensos pero que son muy limpios y que eso no importa… Los mantiene encerrados en un cuarto que está completamente amoblado pero donde no permite que entre más nadie; teniendo un amplio patio trasero con suficiente área de tierra, los obliga (o los acostumbró?) a que deben defecar en su cuarto en una pestilente ponchera de plástico, que ella manipula diariamente sin ninguna norma mínima de higiene. Cuando los deja salir al patio mantiene en zozobra a todo el vecindario con sus gritos destemplados llamándolos a cada momento y hablándoles como si se tratara de una conversación con un ser humano. La han mordido fuertemente varias veces cuando trata de agarrarlos para volver a encerrarlos… en fin algo realmente LOCO en donde el personaje de los Simpson es un “Lindo Bebé en Pañales”.

Pero ella tiene otra faceta por Facebook, donde se manifiesta como una mujer piadosa y Mariana (devota de la virgen María), como una hija amorosa, con dulces comentarios… Mientras en la vida real es una persona iracunda, altanera, irascible e intratable, que maldice a cada momento como un “camionero” (por decirlo de alguna manera…); todo un tratado de doble personalidad o bipolaridad (no sé cuál de las dos) para ser evaluado por los mejores especialistas de la psiquis humana. Yo estoy convencido que tiene serios problemas mentales, problemas graves que le hacen perder los estribos, que le hacen actuar como una energúmena.

No soy psicólogo ni psiquiatra, pero sé que ella los has visitado (igual que yo) lo que no es nada malo en sí, lo malo es que no sea consecuente con sus citas y con los medicamentos que puedas requerir para su ayuda y mejoría.   La magnitud de su perturbación es tan grande que le impiden ser objetiva y ver los acontecimientos como en realidad suceden, espero que alguna persona la pueda ayudar antes de que sea muy tarde.

Yo siempre he tenido animales y mascotas, y de allí debe venirle ese amor por los animales a Vanessa, pero todo debe tener sus límites y sus normas. Yo no puedo concebir que una persona que esté cocinando tenga un gato cargado mientras cocina, o que alguien con una “alergia” crónica de estornudos y constipación nasal se la pase constantemente besando y apurruñando a los gatitos, o que una persona como Vanessa con serios problemas dermatológicos en las manos y con problemas graves de agua para el aseo personal, esté manipulando todos los días la tierra con el excremento de los gatos sin ninguna protección y a sabiendas que no tiene agua en abundancia para hacerse un lavado eficiente de las manos… eso es algo nauseabundo y repulsivo; no puede ser que en mi caso tuve que decidir comer encerrado en un cuarto, cosa que detesto, para evitar ser sometido a la acción depredadora e incontrolada de los gatitos a la hora de la comida, los cuales se vuelven como locos y saltan sobre la mesa sin el más mínimo recato ni el más pequeño “control” de parte de su mamá gata (Vanessa), quién solo dice con orgullo gatuno “es que ellos son un poquito intensos”… no me joda… (perdón pero se me salió) lo que son es unos lambucios, hambrientos y mal educados…

Su comportamiento con los gatos, que ya desearía yo que me diese ese mismo trato a mí, incluso le he dicho bromeando (pero en serio) que me provocaría ponerme un disfraz de gato para que me trate con el mismo cariño que trata a sus gatos… De inmediato puso su cara de pocos amigos que acostumbra brindarme ante cualquiera de mis comentarios. Es algo “muy loco” por decirlo de alguna manera esa relación con sus mininos, a los cuales les habla como si en realidad ellos le pudiesen entender, les pregunta, les responde, casi siempre con un gran cariño (que ya quisiera yo lo expresara hacia mi), a veces los regaña y luego les pide perdón, yo escucho y pienso que está hablando con otra persona y es con los felinos, los mantiene encerrados en un cuarto por largos períodos y cuando los deja salir es una tortura tanto por el comportamiento de los depredadores que se abalanzan sobre cualquier cosa que les parezca comestible o por sus maullidos insistentes reclamando que se les de lo que uno esté comiendo (y cuide usted que se le ocurra a alguien objetar ese desagradable comportamiento de los mininos…) y es incómodo por los gritos y alaridos que pega Vanessa para llamarlos cuando salen al patio o cuando escucha alguna pelea entre otros gatos. Además de los tres “hijos” felinos que tiene en casa, alimenta y mantiene a dos gatas más, como adoptadas, según sus propias palabras y bajo el mismo régimen de inmunidad y licencia para caminar y subirse por donde quieran, sobre los muebles que los tienen destrozados con sus garras, sobre la mesa de comer, sobre la cocina donde se prepara la comida, en una actitud depredadora (como su naturaleza) desmedida, brincando sobre uno o maullando desaforadamente para solicitar se les de comida, algo realmente detestable incluso para los que gustan y quieren a los animales (como es mi caso) pues lo considero de muy mala educación y que no tiene que ver con el amor hacia los animales.

Para el momento que me encuentro terminando este parrafo, Vanessa tiene como tres días con una guerra de regaños y gritos con su perrita Laika, que tiene 12 años de edad, es decir que es una ancianita que merece consideración y respeto. En estos tres días la grita como una energúmena que COMA !!!! que la comida está muy cara y le da toda una explicación “macroeconómica” (no se si es para Laika o para mí todo lo que dice…) pero con unos alaridos estridentes que asustarían al más salvaje animal y esta pobre perrita es una mini toy Poddle que no debe pesar ni 3 kgs. No se porqué no está comiendo, aunque yo le doy siempre comidita y ella come tranquila; yo le tengo especial cariño por ser la perrita de mi nieto, por ser una ancianita y sobre todo porque no tiene la mala educación ni la condición depredadora de la pandilla de gatos maleducados y hambrientos que andan rondando por toda la casa, maullando de una manera muy desagradable todo el día y que aumentan los maullidos de una manera “altanera” cuando sienten a alguien en la cocina, abalanzándose sobre uno y tratando de comerse cualquier cosa que se les atraviese.

Ya que comenté sobre la pobre Laika me permito comentar lo siguiente: la perrita le gusta entrar en el cuarto dónde yo duermo y a mi me agrada su compañía y no me molesta en absoluto su presencia, el caso es que apenas Vanessa la ve que entra le ordena con sus gritos destemplados que se salga de aquí… y otras veces que Laika tiene rato echada cerca de dónde estoy yo, entra mi hija de manera intempestiva y le grita “¿Que haces ahí?” y le ordena que se salga… yo tampoco entiendo por qué hace eso??? (o no quiero hacer elucubraciones…) Realmente “esa mujer” no tiene paz con la miseria… es algo como el título de este post… es algo “Muy Loco” !!!!

“COSAS VEREDES MI QUERIDO SANCHO”

Yo he tratado de analizar el porqué de esa actitud belicosa y agresiva hacia mí por parte de Vanessa, he puesto en retrospectiva la “película” de nuestra vida juntos para ver si encuentro alguna explicación a esa vil y miserable actitud de su parte y realmente, desde mi óptica, no consigo tal explicación o antecedente de alguna situación que hubiese podido marcar su psiquis y su desarrollo emocional posterior…

Hay algo altamente disfuncional en nuestra relación que yo no logro entender…

Vanessa siempre está de mal humor, siempre con dolor de cabeza, cuando no está apurada está durmiendo… los dos extremos; dándole prioridad a cosas que no la tienen en la cabeza de una persona “normal”, como por ejemplo: alimentar a sus gatos es más importante que comer ella o darle comida a sus padres. Teniendo una profesión está sin trabajo y una de sus excusas es que ella no trabaja pues no puede abandonar a sus gatos… y no le importa que sea su mamá, quién es la única que trabaja y produce, la que tenga que mantener a su “pandilla” de gatos y proveerle dinero para comprarle la comida a sus queridos gatitos… y cada vez tiene más gatos e incluso alimenta a los gatos de los vecinos!!! eso no tiene ningún sentido ni lógica. A veces comienza como una verdadera loca a llamar a sus gatos o a su perrita y se pone histérica a gritar que se perdieron!!!! Y cuando aparecen los insulta y los regaña y les pregunta (literalmente) ¿Qué por qué carajo no le respondían? Recriminándoles que: “Eso no se hace”!!! esto se cuenta y no lo creen, pero yo lo he visto con mis propios ojos y no me parece la actitud de una mujer de 36 años, profesional y madre de un joven de 18 años (mi nieto) pues ante todo cualquier persona en su sano juicio sabe que ni los gatos ni los perros hablan, que tal vez puedan entender algunas voces o comandos, que pueden acudir a nuestra llamada, pero nunca podrán responderle!!!! Otras veces la escucho cuando llega una gata del vecindario y la recibe con un gran cariño, como nunca me ha recibido a mí en toda su vida, y casi llorando le dice que le cuente dónde estaba y que por qué no había venido… yo no veo como muy normal ese diálogo-monólogo con un felino… por una adulta.

Ella se comporta conmigo como si viese en mí a su peor enemigo, siempre a la defensiva, siempre objetando cualquier comentario o apreciación que yo pueda emitir, ella está allí para refutarla. Cuando se me ocurre pedirle un favor nunca puede, siempre está o muy ocupada o muy cansada y durmiendo. Siempre se siente mal, le duele la cabeza, siempre tiene gripe (ella dice que es alergia)… solamente cuando a ella le conviene o cuando desea cobrarme la comida (porque yo pago diariamente mi único plato de comida) se ofrece para saber si quiero comprar algo…

No permite que yo pueda cocinarme algo, solo he logrado que me permita hacer mi café y siempre está pendiente para ver lo que hago como un policía y peor que una perra de presa, siempre al acecho; al escuchar un ruido en la cocina viene corriendo desde donde se encuentre para chequear que estoy haciendo. Hay veces en que no me ha provocado comer por alguna razón y cuando le pregunto más tarde que si me puedo servir, comienza a darme excusas para evitar que me sirva yo mismo… He podido constatar que me ha negado un poco de arroz, que yo he comprado, para luego ver los platos de los gatos llenos de arroz… es decir que prefiere darle comida a sus gatos que a su papá; es la actitud más miserable que yo haya podido ver en algún ser humano, es como si yo la hubiese puesto a pasar hambre cuando era niña… o como alguien que ha pasado hambre durante mucho tiempo y trata de preservar lo poco que tiene para su subsistencia y la de sus mascotas. Pero esa actitud es solo conmigo, pues cuando vienen los amigos de Luis Manuel es esplendida y magnánima en sus atenciones con ellos como lo he podido evidenciar…

(Continúa…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

INVENTANDO EN CASA

COCINO EN CASA Y ESCRIBO EN UN BLOG.

La casa del Padre

Alcanzando a una generación lejos del Padre (Lucas 15:17)

Compartiendo Luz con Sol

Esoterismo y Espiritualidad

Franchesca Neris

CRECIMIENTO PERSONAL

Güstav Rc'mor

"Porque las palabras deben escribirse cuando se sienten"

La República Simple

Minimalismo aplicado a la vida.

Greta Vega

Escribir para inspirar

RAMYA KCVS

Humanity

POSI+HIVO

By R. D.

Alescritor

Relatos cortos y proyectos de escritor

La libreta de Nani

Todas las historias son mías pero no todas son mi historia

¡Bienvenid@s!

Blog personal para compartir contenido en temas sobre desarrollo personal, educación y libros☕💻📑📚🔖✨…

John Aranda

Blog de literatura, música, poesía y filosofía.

A %d blogueros les gusta esto: